“Martinelli y Berlusconi son almas gemelas” | Cultura


Aviso al lector: nada de lo que narra Anatomía de una trampa, por inverosímil que parezca, es ficción. El expresidente de Panamá Ricardo Martinelli (2009-2014) acordó en 2010 con el Gobierno de Silvio Berlusconi la compra de un paquete de helicópteros, radares y un mapa digital con comisiones del 10%. El terremoto desatado por los escándalos de prostitución de menores y corrupción que le valieron varias condenas de prisión al exmandatario italiano sacaron el caso a la luz. El abogado y periodista Fernando Berguido lo detalla todo, con nombres y apellidos, en su libro Anatomía de una trampa.

Cuando Juan Carlos Varela llegó al Gobierno de Panamá en 2014, Berguido (Ciudad de Panamá, 1962) aceptó el cargo de embajador en Italia con un único objetivo: acabar con una red de contratos con sobrecostes entre ambos países y tratar de hacer pagar a los responsables. Cuando lo logró, dejó el cargo.

El puesto diplomático le dio acceso a las investigaciones de la justicia italiana, que le revelaron tretas políticas, fiestas privadas entre empresarios y cargos públicos, manipulación de la información… “Descubres lo que los periodistas siempre hemos sospechado, pero nunca podemos probar: cómo se acuerda la trampa. Cómo se acuerda la coima”, explica en entrevista con EL PAÍS, antes de presentar su libro en la Casa de América de Madrid. 

La Fiscalía italiana interceptó las llamadas y correos de varios políticos y empresarios italianos. Entre esas conversaciones, aparecía el nombre de Martinelli —cuya extradición aprobó ayer EE UU, donde estaba detenido por un caso de escuchas telefónicas— y Berguido las reproduce en su libro. “Yo apuesto mi testículo izquierdo a que a ti te están grabando”, avisa Martinelli al empresario Valter Lavitola en una de ellas.

“Consideré hacerlo ficción. Tenía todos los elementos para ser una novela, pero no lo hice. Porque hay pasajes que son tan alucinantes que, en una novela, el lector no lo creería”, afirma Berguido, para quien Berlusconi y Martinelli son “almas gemelas”. El periodista resalta en el libro las similitudes entre los expresidentes: ambos “populistas de derechas”, procedentes del mundo empresarial y “con trayectorias políticas similares”, que llegaron al poder con “las mismas promesas de honestidad” y la garantía del “yo soy rico, no necesito robar”.

Tras dejar el cargo diplomático y volver a Panamá, en febrero de 2017, Berguido decidió contar los dislates que había descubierto. “Si quieres que el libro salga este año, necesitamos el manuscrito a más tardar el primero de mayo”, le dijo la editorial Penguin Random House. “Este libro tenía que salir ahora porque los juicios por corrupción en Italia y Panamá te dan el contexto”, explica el autor. Así fue cómo, en apenas cuatro meses, nació Anatomía de una trampa.

Tras haber presentado el libro en otros países de América Latina, como México o Colombia, el autor ha llegado a la conclusión de que, aunque narre una trama de corrupción concreta entre dos países, Anatomía de una trampa es una lectura capaz de captar a un lector de cualquier país del mundo con corrupción. “Es una historia que se repite en todos los casos: la voluntad fría y calculada de enriquecerse a costa de negocios del Estado”, asegura.

—¿Cree que pueda haber más tramas como esta en Panamá que no hayan salido a la luz?

—Estoy convencido.




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook