Líder opositor acusa a Hernández de impedirle protestar en cárcel hondureña • El Nuevo Diario


El excanditato presidencial de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, Salvador Nasralla, acusó hoy al presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, de impedirle protestar frente a una cárcel de máxima seguridad en el occidente del país privándole las visitas familiares a los reos.

La protesta estaba prevista para este domingo pero ha sido pospuesta porque Hernández lo ha impedido, indicó Nasralla a periodistas en Tegucigalpa, sin precisar cuándo la harán. Añadió que la manifestación era para exigir que sean puestos en libertad más de una decena de jóvenes, de quienes señaló que son “presos políticos” porque fueron detenidos por participar en “manifestaciones pacíficas” contra el “fraude” en las elecciones generales del 26 de noviembre de 2017, las que, asegura, ganó él.

Señaló que los jóvenes detenidos en la cárcel de máxima seguridad en el sector de Ilama, departamento occidental de Santa Bárbara, conocida como “El Pozo”, “nunca” han cometido delito. A la manifestación de este domingo habían convocado Nasralla y el coordinador general de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, el expresidente hondureño Manuel Zelaya.

En la víspera, el viceministro de Seguridad, Luis Suazo, dijo que Nasralla y Zelaya “en alianza con maras y pandillas están convocando a marchas” frente a la prisión de Ilama “declarando que su intención es la liberación de privados de libertad”. Añadió que la mayor parte de los presos de “El Pozo” enfrentan procesos judiciales por delitos y no por situaciones políticas”.

Los presos por los que Nasralla aboga incurrieron en “saqueos de centros comerciales, la quema de postas policiales, robo, lesiones a policías y toda clase de delitos que han estado cometiendo en el marco de las acciones de violencia que todos los hondureños hemos sido testigos de cómo se ha desplegado”, enfatizó Suazo.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández

El Instituto Nacional Penitenciario (INP), por su parte, indicó en un comunicado que en ninguna de las cárceles del país hay presos por delitos políticos, y que “todos cumplen prisión preventiva por la comisión de diferentes delitos en perjuicio de la población hondureña”.

Añadió que la Constitución de la República establece que el fin supremo es la vida del ser humano y para evitar que los visitantes sean víctimas de actos de violencia, las autoridades del INP han decidido suspender la visita de familiares para hoy.

Por su parte, el expresidente Zelaya dijo en un mensaje en la red social Twitter, que “se pospone movilización” porque “JOH (Juan Orlando Hernández) ordenó cancelar las visitas familiares como tortura a los detenidos y culpar a la Alianza.

Pendiente nuevo aviso insurrección”. Nasralla no reconoce a Hernández como presidente reelegido en los comicios generales del año pasado y desde el 29 de noviembre viene promoviendo manifestaciones en el país “contra el fraude” hasta que el gobernante salga del poder.

Algunas de las manifestaciones han terminado en violencia y con vandalismo. Según Nasralla, más de 40 personas han sido “asesinadas” por los cuerpos de seguridad durante las protestas, aunque el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos ha registrado 31, a lo que se suman pérdidas millonarias por daños a la propiedad privada y pública.




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook