Le meten gol por tomar agua


CIUDAD DE MÉXICO.- Un sorbo de agua le pudo costar muy caro a Mark Flekken, portero del Duisburg de la Segunda División alemana.

Cuando derrotaban 1-0 al Ingolstadt, el guardameta de las cebras decidió dirigirse al fondo de su portería para hidratarse sin percatarse de que en ese momento su compañero, el defensor Gerrit Nauber, intentaría cederle el balón, con un desenlace desastroso.

El delantero rival, Stefan Kutshcke, aprovechó la distracción para empujar la pelota al fondo de las redes, donde se encontraba Flekken, quien no pudo hacer nada para defender su orgullo.

Aquel bochornoso episodio, que ha sido considerado por los usuarios de las redes sociales como la mayor pifia del año en el futbol, sólo quedará como una anécdota para suerte del portero del Duisburgo.

Y es que al minuto 66, Boris Tashchi anotó desde el punto penal, para que las cebras pusieron el 2-1 que resultaría definitivo.

Tras el silbatazo final, Flekken intentó justificar aquella oscura situación durante una entrevista para Sky TV, pero agradeció que no pasara a mayores su pifia.

“¡Fue una pesadilla! Escuché la campanilla del gol y pensé que estábamos ganando 2-0”, dijo.

“Quiero olvidarlo con una sonrisa. Por supuesto que los muchachos se gozan estos momentos, mis compañeros me van a molestar mucho en las próximas semanas”.

De ese modo, el Duisburg alcanzó el cuarto puesto de la clasificación, donde acumula 37 unidades, siete menos que el líder Nürnberg. Entre tanto, el Ingolstadt marcha en novena posición con 33 puntos. Rodrigo Yépez/Agencia Reforma.

¡Participa con tu opinión!




Source link

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook