‘Han Solo’, exprimiendo el gran negocio


El Festival de Cannes ha demostrado siempre su heterodoxia selectiva y su amplitud de criterio al ofrecer muestras con frecuencia agotadoras de las cinematografías más exóticas del planeta, preferentemente asiáticas. Lo cual no hace que se olvide del cine estadounidense que, cuando es bueno, resulta inmejorable. Así ha sido desde la primera noche de los tiempos. Pero hace unos años que esa cinematografía fundamental ha traicionado a Cannes utilizando el Festival de Venecia como su plataforma de lanzamiento en Europa. Hablo del cine de autor, de gente que trata de imprimir su sello creativo a lo que hace. Imagino que esa deserción de los grandes nombres estadounidenses hace que Cannes se olvide de su elitismo y se conforme con programar fuera de concurso Han Solo: Una historia de Star Wars un producto diseñado solo para reventar todas las taquillas del universo. La calidad es prescindible, les basta con el marketing y la enorme demanda que existe de su criatura.


Seguir leyendo.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook