Fernando Rospigliosi: “PPK tiene instinto de sobrevivencia” | Política


El ex ministro Fernando Rospigliosi analiza la complicada situación política que vive el país. En su opinión, el presidente tiene la esperanza de que en 2018 creceremos 5% y así los peruanos olvidarán el malestar que viven. Pero ese escenario, dice, es improbable y puede venir una protesta social intensa que impulse la salida de PPK.

¿Cómo interpreta la metáfora del presidente de que se va a defender como gato, panza arriba, de la vacancia?
Es una metáfora que le gusta mucho, ya la usó en la campaña de 2016, aludiendo a Keiko y que se defendería panza arriba. Seguramente son expresiones propias del humor inglés (ríe). Está queriendo decir que no va a dejar la Presidencia y que peleará con uñas y dientes para quedarse en el cargo. Su prestigio internacional –algo que él quiere mucho– se vería mellado en caso de vacancia o renuncia. También porque al día siguiente que deje la Presidencia puede ser juzgado y procesado. Ahora tiene inmunidad. Y hemos visto que el fiscal encargado de su caso ni siquiera se ha interesado en hacerle preguntas a Barata sobre el caso PPK.

¿Cómo se explica que la Fiscalía no tenga interés en preguntarle a Jorge Barata por PPK cuando Marcelo Odebrecht declaró que le dieron asesorías?
El Gobierno tiene muchos mecanismos de presión sobre todos.

¿Sobre la Fiscalía?
Obviamente. Hemos visto cómo actuaba el sistema judicial en los gobiernos de Toledo, del Apra, de Humala. El poder que tiene el Gobierno puede ser usado como quiera. No sabemos exactamente cómo, pero sin duda hay algo. Por ejemplo –algo absolutamente increíble– que el fiscal no haya querido hacer preguntas sobre PPK a Barata. Lo que dice el fiscal coordinador Vela es que si Barata dice algo, pueden agarrarse de eso para seguir preguntando, pero ya es una limitante.

¿El presidente sabría de esto en su opinión?
Obviamente. Además –como escribe Manuel Romero Caro– el Gobierno no ha modificado el decreto 003 antes y lo envía al Congreso cuando está a punto de expirar, es maniobra para que Barata no hable. Es una espada de Damocles sobre Odebrecht. Depende de lo que diga Barata, de cuánto involucre o no a PPK, vendrá el decreto que sustituye al 003. Odebrecht tiene muchos intereses acá y si el Gobierno los traba, es una manera de presionar. Ellos quieren recuperar su plata. El Gobierno se está moviendo para que Barata hable lo menos posible sobre PPK. Por eso dice que irá a la comisión Lava Jato luego de la declaración de Barata. Tiene miedo de entrar nuevamente en contradicciones. Se ha contradicho ene veces.

Es como tapar con un dedo un dique.
Sí, pero están haciendo todo lo que está a su alcance para salvar a PPK. Pero la vacancia no depende de que sea inocente o no, si no de los votos. Es un juicio político, no hay pruebas judiciales, ni pueden haber porque es inmune mientras sea presidente. Por eso es la alianza con Alberto Fujimori vía Kenji Fujimori. A los kenjistas les están dando prebendas y esa exhibición tiene un sentido, decirles a los keikistas si vienes con nosotros estarás al lado del presidente, los ministros y tener las cosas que te puede dar el Gobierno. Es un anzuelo, una estrategia, Kenji Fujimori se ha convertido en un oficialista más, o quizá el principal oficialista, aparte de Jorge del Castillo.

¿Hay votos para la vacancia? ¿Es una picota para PPK?
No sabemos exactamente, pero en América Latina quien decide las cosas es la protesta popular.

¿La ve usted?
No sabemos. Hemos visto la huelga magisterial en 2017, hace poco la protesta de los paperos. No son para vacar a PPK, pero si hay protestas populares masivas, no importa el motivo. Si hay descontento, congresistas que dudan corren rápidamente del lado de la oposición. Es la experiencia de América Latina, es difícil vacar al presidente por más que haya evidencias en su contra. Cuando la calle está movida es otra cosa.

La vacancia cohesionaría a la oposición, ¿el fiel de la balanza es Alianza para el Progreso (APP)?
Sí, pero no es un partido, son congresistas que están ahí y algunos como César Villanueva están a favor de la vacancia, del resto no sabemos.

¿La vacancia solo depende de la calle entonces?
Dado el cúmulo de evidencias contra PPK de conflicto de intereses y de la oposición fuerte en el Congreso, creo que sí depende de la opinión pública y la protesta. Si eso ocurre en la próxima semana o meses, su situación será insostenible.

¿Cuál es el sustento de la vacancia, que PPK pasó de un lado del mostrador a otro?
Es muy sencillo, aprovechó su cargo de ministro para hacer negocios particulares. Está clarísimo. Daba medidas a favor de tal empresa o contrato, facilitaba que funcionara y a la vez Westfield o First Capital, de su socio Sepúlveda, cobraba millones de dólares. En este caso hablamos de una empresa como Odebrecht, que sobornaba a funcionarios públicos para conseguir beneficios. A Toledo le daban, vía Maiman. Eso está claro, puede salir más evidencia, pero ya se sabe.

¿El conflicto de intereses fundamenta la vacancia?
Sí, en América Latina la vacancia funciona para deshacerse de presidentes indeseables. Ya no hay golpes de Estado.

¿Le queda claro que PPK es corrupto?
Me queda claro que hizo cosas incorrectas y creo que sí es corrupto. Es muy difícil creer que no supiera que su empresa Westfield recibía dinero de contratos con el Estado que él promovía desde ahí. El 84% piensa lo mismo, ahí me incluyo. Su defensa de la muralla china es infantil, no creíble. Por eso se percibe que está mintiendo.

¿El keikismo está siendo petardeado?
Claro. Les están sacando congresistas no solo por influencia de Alberto Fujimori, sino que el Gobierno les está entregando prebendas y sabe qué más. Hay un liderazgo: Kenji, y hay un motivo: el indulto. Tienen un pretexto para pasarse al otro bando. Creo que esto continuará, tres, dos, cuatro, no sabemos.

¿El indulto —piedra angular de la alianza PPK-Alberto Fujimori—trastabillea?
La alianza política es clara. Pero el caso Pativilca complica a Alberto Fujimori. Eso lo ha llevado a mantener un perfil muy bajo. Al inicio se pensó que saldría, tuitearía, se tomaría fotos, pero se ha sumergido porque viene lo de la Corte Interamericana, los antifujimoristas presionan. Solo hace presión a través de Kenji. Su papá está activo. Seguramente él hubiera querido que Kenji tomara el partido manteniendo a la hija ahí, pero no fue así. Es un divorcio, una pelea muy fuerte.

Dos de los jueces del caso Pativilca están en las agendas de Nadine Heredia.
Eso los desacredita, pero ya tomaron esa decisión, ya está Fujimori en el caso. En su fundamento cuestionan el indulto, afirman que tiene limitaciones, le enmiendan la plana al presidente.

¿PPK no renunciará de ninguna manera?
Está claro, a menos que haya 90 votos y esté en el límite.

Si sale PPK, ¿los vicepresidentes se quedan o no? ¿Hay desunión entre ellos?
Sin duda hay desunión. Está claro que Martín Vizcarra asumiría la Presidencia sin ninguna duda. La historia de que va a renunciar es un cuento chino. Jamás Vizcarra ha avalado eso ni lo hemos escuchado de su boca.

Pero si Mercedes Aráoz…
¿Y? A ella no le toca, sino a Vizcarra. Es muy probable que este ya haya conversado con gente de la oposición y tendrá que hacer un gobierno plural, abierto. Así tendría la posibilidad de mejorar la situación. Por lo menos durante un tiempo, un año, no tendrá una posición beligerante en el Congreso, no le conviene a nadie. Además el gobierno de PPK tiene una valla muy baja.

Desde la bancada ppkausa se exige a los ministros que defiendan más a PPK.
No hay unidad entre ellos y saben que si se ponen muy agresivos con la oposición, con el fujimorismo, corren el riesgo de ser censurados. Su permanencia también depende del Congreso. No sucederá que los ministros sean escuderos de PPK. No levantarán la voz al Congreso. Además tiene a Kenji y a Jorge del Castillo que está mirando el premierato.

¿El veto a que venga Maduro forma parte de la estrategia antivacancia?
Sí, claro, buscan dividir a la oposición. Saben que los izquierdistas son complacientes con Maduro y los fujimoristas no. De paso busca ganar puntos ante la opinión pública. Ahora, los expertos sostienen que es poco coherente invitarlo y luego desinvitarlo. Posteriormente se le impide entrar, cosa que es difícil. Además, si Maduro es un dictador, por qué no actúan igual con Cuba o China. El Grupo de Lima no ha respaldado al Gobierno, no han sido prolijos, les interesaba más lo político.

Se dice que PPK no escucha a nadie, ¿cree usted eso?
Así parece, pero escucha sobre todo a Fernando Zavala.

Pero ya no está en el gobierno.
Lo acompaña hace mucho tiempo, fue su viceministro de Haciendo con Toledo y luego ministro de Economía con PPK de premier. Según todas las versiones, sigue trabajando estrechamente con PPK siendo su principal operador.

¿Opera en qué?
Políticamente para sacarle las castañas del fuego en todo lo que requiera PPK, para librarlo de las acusaciones de Odebrecht, conseguirle congresistas. Sigue operando, quizá es la persona de más confianza. Sin duda a Mercedes Aráoz no debe gustarle el papel que cumple Zavala.

Los últimos cuatro ex presidentes están investigados por corrupción, uno está preso, otro será extraditado.
Eso quiere decir que impera la corrupción. Es muy difícil la extradición de EE.UU. y este gobierno no tiene mucho interés. Alan García está investigado, pero hasta ahora no le prueban nada. Ollanta Humala está en prisión y ha pedido un hábeas corpus, Keiko está cuestionada.

El presidente de Confiep afirmó que la corrupción traba la economía, ¿2018 será un año conflictivo?
El panorama es muy complicado, Perú creció 2.5% en 2017 y el empleo formal no creció nada. Esto es lo que les interesa a los peruanos, la cifra del PBI es abstracta para la gente. El empleo y los ingresos no crecen. Es un factor que puede desatar las protestas. No hay seguridad, el asalto a los bancos es numeroso. Humala desactivó las Águilas Negras, recién se está reactivando. Era lo mejor que había, en 2011 hubo cero asaltos a bancos. Este gobierno no ha hecho lo suficiente en el pequeño delito, la sensación de inseguridad es grande. Trujillo vive al vaivén de la delincuencia. No ha habido un cambio sustancial como pretendían hacernos creer, sin duda hubo una extraordinaria publicidad y buenas relaciones públicas con la prensa.

¿Qué nos espera?
Si PPK no cae en las siguientes semanas o meses, nos espera una continuación del enfrentamiento que hemos visto desde el inicio de este gobierno, una situación de entrampamiento e inestabilidad.

¿La salida del presidente mejoraría el panorama?
Eso es lo que opina la mayoría de la gente y también las élites. El sector empresarial, las columnas de opinión. Por eso la indignación de PPK con los editorialistas. Él cree que vamos a crecer 5% y que cuando la gente tiene plata en el bolsillo se olvida de todo. Con Vizcarra hay expectativas, con PPK no, las ha defraudado. Su situación es precaria, se defiende comprando congresistas, aliándose con Kenji, con Del Castillo.

¿Acaso hay una alianza con Del Castillo?
Es obvio que se ha convertido en uno de los operadores del presidente, es parte de su pelea en el Apra y él apunta a la PCM desde la huelga magisterial. Hay apristas en el Gobierno y lo hemos visto en un almuerzo con Abel Salinas. PPK ha logrado dividir a los apristas y fujimoristas para que no lo vaquen, es el instinto de sobrevivencia.

DATOS

– Fernando Rospigliosi Capurro estudió sociología en la Pontificia Universidad Católica del Perú. El 28 de julio de 2001 asumió como ministro del Interior, durante el gobierno de Alejandro Toledo.

– En 2002, fue designado como presidente del Consejo Nacional de Inteligencia y, un año después, volvió a ser ministro del Interior.

– Fue investigador del Instituto de Estudios Peruanos (IEP).




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook