El pequeño Óscar sólo quería comer… y lo mataron [Seguridad] – 18/05/2018


Saltillo, Coahuila.- Él jugaba con el niño en el patio de su casa. El niño murió asfixiado cuando su padrastro lo sumergió en un bote con 18 litros de agua. Esto es lo que revela la investigación abierta por agentes de la Unidad de Homicidios de la Fiscalía General del Estado en el caso que ha consternado a la sociedad.

El jueves por la tarde, los agentes de la Policía Investigadora detuvieron a Alberto “N”, padrastro del pequeño de 6 años Óscar Emilio, quien falleció a causa de una asfixia provocada por la inmersión en un bote de agua.

El detenido fue ingresado al Centro Penitenciario Varonil de Saltillo, donde permanecerá en calidad de señalado como el posible autor del asesinato del menor.

El delegado de la FGE en la Región Sureste, Everardo Lazo Chapa, informó sobre los detalles de la detención y señaló que la audiencia con la que se dará inicio al proceso penal en contra de Alberto será hoy por la mañana.

Además, el funcionario explicó la manera en que Alberto terminó con la vida del menor, quien no tuvo oportunidad de defenderse ante el ataque de su padrastro.

“Los hechos que le imputa el Ministerio Público sucedieron el 14 de mayo, cuando el imputado se encontraba en el patio de su domicilio ubicado en la colonia Nuevo Teresitas, en compañía del menor, a quien sumergió parte del cuerpo en un bote de plástico de 18 litros que contenía agua, lo que provocó que el líquido obstruyera las vías aéreas, ocasionando con ello una asfixia, llevándolo a la muerte”.

VÍCTIMA DE VIOLENCIA

Respecto a la situación jurídica de la madre del menor, se dio a conocer que la señora será canalizada ante el Centro de Empoderamiento y Justicia para las Mujeres, debido a que las declaraciones de los testigos refieren que el menor vivía en un entorno de violencia familiar, por lo que se considera a la mujer también como víctima.

A pesar de que las pruebas obtenidas por el Ministerio Público señalan a Alberto como el posible agresor del menor, este en su declaración inicial se dijo inocente de los hechos que se le imputan, por lo que será en las audiencias donde tenga la oportunidad de sustentar su dicho.

‘LOS DOS TIENEN LA CULPA’

Juan Antonio Niño Medina, padre del presunto responsable, señaló que es una injusticia lo que se está cometiendo con su hijo, ya que acepta su responsabilidad, pero la madre del menor también debería estar en la cárcel.

“Nosotros ya vimos a mi hijo, él dice que no fue, que fue ella; ahí le hacen más caso a ella, y la dejaron libre. Los dos estaban en la casa, qué quiere decir, que los dos lo mataron, los dos tienen culpa”, comentó.

De acuerdo con la versión del acusado, el día del fallecimiento del menor se encontraban en su domicilio de la colonia Nuevo Teresitas, cuando el pequeño Óscar pidió de comer a su madre y esta le respondió con palazos en la cabeza, y después lo sumergió en un bote con agua para que dejara de llorar.

“Él dice que ella fue la que hizo todo, lo dejó adentro del bote; lo sacaron y lo cambiaron, lo secaron, entre los dos, pero ya lo había golpeado, dice mi muchacho que ella lo golpeó en la cabeza con un palo de escoba porque le pidió de comer, que le dijo ‘ya me tienes hasta la madre, ya cállate’, como madre, también tiene responsabilidad”, comentó el padre.

EXPEDIENTE

» El Ministerio Público inició una carpeta de investigación por el delito de homicidio calificado cometido con ventaja, traición y contra un menor de 12 años.

» De ser encontrado culpable, el detenido podría alcanzar una pena de 50 años por ser un homicidio con más de tres calificativas, sin embargo eso lo decidirá el juez que presida el proceso penal en contra del hombre.




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook