Diario Extra – Restaurarán Escuela de Quebrada Honda en Nicoya


Nacionales

Afectada por terremoto del 2012


La escuela fue declarada patrimonio en 2007.

El terremoto de Nicoya en 2012 continúa afectando estructuras, incluso algunos que son parte del Patrimonio Histórico Arquitectónico.

Ese es el caso de la escuela de Quebrada Honda en Nicoya, inmueble que ganó el concurso “Salvemos Nuestro Patrimonio Histórico Arquitectónico” en el 2016 y permitirá que el centro educativo se remoce este año.

Dentro de las obras que ejecutarán se encuentra la reconstrucción del contrapiso, los pedestales de las columnas, la restauración de los pisos de mosaico, las paredes y columnas de madera, la instalación de un sistema pluvial y un nuevo sistema eléctrico.

La escuela la declararon Patrimonio Histórico – Arquitectónico en 2007 y su proyecto de restauración incluye la recuperación del salón de actos mediante la reinstalación de puertas plegables, que permitía a la escuela pasar de cuatro aulas a tres espacios, uno de ellos se utilizaba como salón de actos.

El certamen anual permite que se puedan invertir fondos públicos, en este caso hasta ¢120 millones, en un inmueble con declaratoria de patrimonio.

Para junio de 2017, el primer intento de contratación lo declararon infructuoso por lo que hasta este año lograron la adjudicación a una empresa para que ejecute las obras.

“Actualmente se realizan trabajos de remoción del mosaico para su posterior recolocación; esto por cuanto la escuela requiere de un refuerzo estructural en el área perimetral y a nivel del contra piso. De acuerdo con la propuesta de intervención, se conservará la mayoría de los mosaicos y aquellos que presenten daños menores serán restaurados. En algunos casos sí se dará la sustitución, pero todos están documentados”, indicó Marcia Briceño, arquitecta del Centro de Patrimonio Cultural, quien inspeccionó el inicio de las obras en Quebrada Honda.

El Centro de Patrimonio Cultural realizará otras inspecciones en esta edificación mientras transcurren las obras y hasta su entrega a la comunidad en julio próximo.

En tanto, los 28 estudiantes de la Escuela Andrés Briceño reciben clases en un edificio de aulas anexo a la edificación patrimonial.

Ana Yansy Jiménez, directora del centro educativo, señaló que una vez restaurado el edificio, y con el visto bueno de la Junta de Educación, se trasladaría allí la dirección, se utilizaría un aula para lecciones y las dos aulas que se pueden unir se destinaría para los actos cívicos y otras actividades propias de la escuela.





MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook