Comienza el Giro de Italia


Desde las 6:30 a.m. por Señal Colombia


Este miércoles comienza la edición 101 de la Corsa Rosa, carrera que contará con la participación de ocho colombianos. La primera etapa será una contrarreloj individual de 9.7 kilómetros en la capital israelí, algo inédito en una de las tres grandes del ciclismo mundial.

El trofeo que levantará el ganador de la Corsa Rosa el próximo 27 de mayo.AFP

El altruismo siempre fue su manera de vivir, no sabía hacerlo de otra forma. Por eso aprovechó su figura de ídolo nacional para esconder documentos falsos en la estructura de la bicicleta, pasar los controles del ejército alemán,y entregarlos a los judíos como un bálsamo de vida, como garantía de una nueva vida. Gino Bartali fue reconocido a lo largo de sus 86 años por lo que hizo sobre la bicicleta, por los tres Tours de Francia y los dos Giros de Italia.

Y en 2010, 10 años después de su muerte, le llegó el otro agradecimiento, por el trabajo silencioso, por sus largas jornadas en carreteras secundarias de la Toscana solo para salvar a su gente de una muerte segura, de las cámaras de gas de los nazis y de reclusiones casi seguras en los crueles campos de concentración.

Por esa labor que realizó, entre el otoño de 1943 y la primavera de 1944, se instaló para siempre en la vida de un pueblo que estuvo al borde de ser exterminado. Por esa razón, la de más peso, es que hoy la edición 101 del Giro de Italia no partirá de territorio europeo sino de Jerusalén, la capital de Israel, una nación que en 2018 está cumpliendo 70 años de independencia, de decirle al mundo que la labor de Bartali, como la de muchos más en lo profundo de lo incógnito, les dio la oportunidad a millones de sobrevivir, de seguir en la faz de la tierra.

Le puede interesar: Froome y Dumoulin, el duelo estelar en el Giro

Será la primera vez que una de las tres grandes del ciclismo (Tour de Francia y Vuelta a España son las otras) comience lejos de Europa, en otro continente, demostrando que este deporte no conoce de fronteras. Bartali, nombrado ciudadano honorífico del estado israelí por la labor realizada durante la Segunda Guerra Mundial, es el eje de una idea que se materializó luego del aporte del país asiático (cerca de 10 millones de euros) para tener en su territorio, durante tres etapas, a los equipos más importantes del World Tour, a los mejores corredores del momento batallando entre ellos por vestirse con la Corsa Rosa.

Todo comenzará con una contrarreloj de 9,7 kilómetros en Jerusalén (hoy desde las 6:30 a.m. por Señal Colombia) y terminará en Roma el próximo 27 de mayo con un trayecto plano de 115 km. Un peregrinaje entre dos de las ciudades más importantes del mundo, tanto religioso como político; dos poblaciones que han tenido su momento, como pocas, en la historia de la humanidad. El pelotón de 176 pedalista deberá afrontar los 39 premios de montaña a lo largo de los 2.682,2 kilómetros de recorrido, divididos en 21 etapas. En otras palabras, otro homenaje para Bartali con un diseño de la competencia ideal para hombres amantes de la fatiga.

El contingente colombiano

Este año nuestro país contará con la participación de ocho ciclistas, una gran armada teniendo en cuenta que habrá dos de ellos peleando por el título: Esteban Chaves, que fue segundo en 2016, y Miguel Ángel López y su Astana trabajando a tope para el boyacense. Además estará Carlos Betancur, el más opcionado para ser el líder de un Movistar que no trajo a sus máximas figuras, pero sí a corredores talentosos y completos para cualquier tipo de terreno. De este equipo también hace parte el boyacense Dáyer Quintana.

Por el lado del Sky estará el campeón nacional de la ruta, el antioqueño Sergio Luis Henao, el encargado de llevar a su rueda a Chris Froome, de mitigar el daño de los ataques, en caso de que los haya, y de trabajar a tope para que el británico se vista de rosa. Járlinson Pantano, del Trek; Darwin Atapuma, del UAE Emirates, y Rodolfo Torres, del Androni Sidermec, completan el grupo de escarabajos en la prueba italiana.

Lea aquí: “Estoy preparado para ganar el Giro de Italia”: Froome

Asimismo, habrá un cartel de lujo, con el holandés Tom Dumoulin defendiendo el título de 2017, con Froome tratando de demostrar que los cuestionamientos hacia él son falsos, con Fabio Aru encabezando la esperanza de los locales y con el francés Thibaut Pinot buscando la hazaña desde que Laurent Fignon fuera el último corredor de ese país en ganar la carrera (1989). Este Giro se atrevió, le dio un giro a lo establecido, porque el deporte mismo lo necesitaba, porque la historia le debía otro homenaje al campeón más piadoso de la historia, Gino Bartali, y a un pueblo que en pequeña medida le debe el ahora a alguien que arriesgó su vida sobre dos ruedas.