‘Campeones’ o cómo entender en dos horas de cine la “verdad” de la discapacidad intelectual


Fotograma de esta película dirigida por Javier Fesser y protagonizada por Javier Gutiérrez.
UNIVERSAL PICTURES


La película Campeones, el ‘taquillazo’ de Javier Fesser que se proyecta en los cines desde hace una semana y que ha superado al último estreno de Steven Spielberg, desmonta en dos horas todos los mitos y prejuicios sobre la discapacidad intelectual contra los que el movimiento asociativo lleva trabajando casi medio siglo en España al poner frente al espectador la “verdad” de estas personas.

Así lo ha indicado en una entrevista el director general de Plena Inclusión Madrid, Javier Luengo, cuya organización ha asesorado a Fesser y su equipo en esta cinta, un “regalo mayúsculo” por la “sensibilidad” con la que se aborda la discapacidad intelectual y por el “ejercicio de dignidad” que supone para el colectivo.

Alejado del enfoque compasivo, Campeones es una comedia de ficción con la que “ríes y lloras”, en la que sus diez protagonistas, actores con discapacidad intelectual y sin ninguna experiencia, interpretan a un equipo de baloncesto dirigido por un entrenador profesional con poca empatía y muchos prejuicios, al que da vida Javier Gutiérrez.

Luengo recuerda que cuando Fesser y miembros de la productora se pusieron en contacto con Plena Inclusión para contarles el proyecto, les generó cierta inquietud por si “corrían el riesgo de no dar el mensaje adecuado”, pero esta se disipó en la primera reunión. “La sensibilidad de sus planteamientos y su visión de dignidad hacia este colectivo nos quitó todos los miedos y decidimos apoyarles para que la película fuera un éxito”, añade.

Entre otros apoyos, Plena Inclusión proporcionó una entrenadora de un equipo de personas con discapacidad intelectual que enseñó a los protagonistas este deporte porque algunos no lo habían practicado nunca. Así, convivieron e hicieron equipo dentro y fuera del rodaje, donde, además, detrás de los focos, otros jóvenes con discapacidad trabajaron en tareas de producción o catering, entre otras.

Campeones es un regalo con mayúsculas para los que llevamos más de 40 años trabajando en sensibilizar y romper estereotipos. No habríamos tenido años en nuestra vida para campañas y para llegar a millones de personas como lo hace esta película”, concluye Luengo emocionado, que considera que la cinta deberían verla todos los niños y jóvenes españoles y proyectarse en los centros educativos, como se va a hacer en Francia.

Por su parte, el director Javier Fesser celebra con una “felicidad espectacular” el ‘taquillazo’ que ha supuesto su película Campeones, aunque admite en una entrevista que confiaba “muchísimo” en la capacidad de la cinta de “emocionar”.

El guión de David Marqués, inspirado en una historia real, llegó a manos de Fesser hace dos años y este explica que se “enamoró” de los personajes en la cuarta página. “Me tocó el corazón y me hizo reír y pensé ‘quiero poner esto en escena y quiero, como espectador, ver esta película'”, cuenta.

Aunque conocía el mundo de la discapacidad, lo primero que hizo el equipo de la película fue ponerse en contacto con organizaciones representativas para que les asesoraran, como Plena Inclusión o el Grupo AMÁS, asociaciones pequeñas y clubes deportivos.

Fuera etiquetas

“Por encima de todo no he trabajado con una idea preestablecida ni he hecho caso de las etiquetas. No he tenido más precaución que la que merece cualquier persona por separado, de manera individual”, sostiene Fesser, que reconoce que el prejuicio más grande que tenía antes del rodaje era el “convencimiento de que todos somos iguales” y ahora sabe que “las personas son maravillosamente diferentes”.

Trabajar con actores principiantes, para este director, lejos de ser un problema ha sido una “suerte” y un “aliciente”. “Estos chicos tienen una mirada imposible de imitar por muy buen actor o actriz que seas, es un mirada de persona limpia, transparente y sincera”, sostiene, para añadir que el resultado ha superado “la mejor” de sus expectativas.

Asimismo, subraya que se habría quedado con más de la mitad de las 600 personas que se presentaron al casting, pero que aunque tuviera que elegir a diez, los 550 que se quedaron fuera han sido para Fesser y para el guionista David Marqués una fuente de información y de conocimiento “impagable” por sus expresiones, comportamientos y miradas.

“Han dejado el listón muy alto, tienen mucha gracia y espontaneidad”, dice de los actores de Campeones su director, que cree que le va a resultar “muy difícil” no trabajar a partir de ahora con personas con discapacidad intelectual: “Nos han dado a todos una lección de lo fácil que es realizar un trabajo cuando el ego no está dando por saco”.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook