Análisis sobre descenso de la desigualdad en América Latina – Sector Financiero – Economía


En las últimas décadas, la desigualdad ha disminuido en el mundo, pero hay signos de que no se avanza tanto, según un informe de expertos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Se trata del estudio ‘¿Más o menos desiguales?’, en el que Verónica Amarante y Maira Colacce indican que la desigualdad no se ha incrementado en las últimas décadas sino que, por el contrario, las condiciones de vida de los ciudadanos se han vuelto más equitativas.

Lo atribuyen al crecimiento de los ingresos de la población de China y, en menor medida, de India.

Por ejemplo, en el 2014, los países menos desiguales en Latinoamérica, según el índice Gini, respectivamente, eran Uruguay, Venezuela, El Salvador, Paraguay, Ecuador, Argentina, Bolivia, México, Costa Rica, Chile, República Dominicana, Panamá, Perú, Colombia, Brasil y Honduras.

Los analistas aseguran que en la última década el descenso de los indicadores de desigualdad del ingreso en la región se debe a una combinación de factores favorables como el incremento de los precios de los productos básicos.

También han pesado factores como los subsidios, el fortalecimiento de las instituciones laborales y la fijación del salario mínimo.

“Argentina y Bolivia eran los países más inequitativos de la región y ahora se encuentran en la mitad de la tabla”, añaden los expertos.

Las autoras agregan que en la última década, tanto a nivel de la región considerada en su conjunto como en cada nación, el descenso de los indicadores de desigualdad se debe a una combinación de factores como el incremento de los precios de los productos básicos.

No obstante, según consideran las analistas, las variables pueden estar en riesgo por la desaceleración del crecimiento, pues una menor expansión de la producción afecta el ingreso de la gente y la posibilidad de financiar los subsidios.

La menor producción afecta el ingreso de las personas y la financiación de subsidios

No parece factible esperar que estos mercados laborales más tensionados y con contextos macroeconómicos menos favorables sigan impulsando nuevos descensos de la desigualdad. De hecho, el nivel de desigualdad de las economías de América Latina en el 2014 no difirió significativamente del correspondiente al 2016”, agregan.

Las expertas tampoco creen factible esperar que la desigualdad vuelva a descender por el impulso de los subsidios, pues ya tienen una amplia cobertura en los países de la región y, por otro lado, debido a las restricciones fiscales, no parecen estar dadas las condiciones para incrementarlos.

Verónica Amarante y Maira Colacce, las expertas de la Cepal, finalizan el artículo de la revista señalando que está abierta por lo tanto la pregunta en qué medida la región será capaz de proteger los logros que ha alcanzado en términos de mayor igualdad de ingresos, y más aún, si podrá retomarlos para que lleven a una mayor igualdad.

Progreso en el 2017

En Colombia, se critica que la disminución de la desigualdad ha sido lenta y que con mayores presiones fiscales se deben recortar rubros del presupuesto nacional para no afectar los subsidios.

Aunque el índice Gini bajó a 0,508 (entre más se aleja de 1 desigualdad es menor) el año pasado, se ubicó como el tercer país más desigual de Latinoamérica.

El año pasado también medio millón de personas salieron de la pobreza extrema, y 385 mil, dejaron de ser pobres, según un informe del Dane.

De manera particular, en Centroamérica las fuentes de ingresos no laborales, como las remesas, también han tenido un impacto igualador, según los autores de la Cepal.

En Colombia, el año pasado sumaron unos 5.500 millones de dólares y aunque solo representaron 1,8 por ciento del PIB, fueron única fuente de ingresos para un alto número de familias.

Además, al estar atadas a economías desarrolladas, los giros se afectan cuando se desacelera el empleo o entran en auge cuando éste crece.

La revaluación de las monedas en países en desarrollada también suele impactarlas.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook